lunes, 20 de agosto de 2018

Mohamed Salah provocó un penal que James Milner convirtió en gol durante la primera mitad

Mohamed Salah provocó un penal que James Milner convirtió en gol durante la primera mitad, y el astro egipcio colaboró para que Sadio Mané anotara en los últimos instantes, con lo que Liverpool venció 2-0 al Crystal Palace en duelo de la Fecha 2 de la Premier League.

Ante un rival que terminó con 10 hombres, Liverpool obtuvo su segunda victoria consecutiva para abrir la Liga Premier de manera perfecta.

En una acción típica de Salah, recibió la falta de Aaron Wan-Bissaka que le valió al defensa del Palace una roja directa al minuto 75, ya que el egipcio era el último hombre y se acercaba peligrosamente al arco.

El marcador era 1-0 para entonces, luego que Milner convirtió el tiro penal hacia el cierre de la primera mitad, a raíz de que Salah se tambaleó con una carga de Mamadou Sakho.

Mané aseguró el triunfo en el tercer minuto de descuento, cuando corrió hacia un pase enviado por Salah desde su propia mitad del campo, avanzó y dribló al portero para tirar hacia el arco vacío.

"Fue un partido muy difícil. Sabíamos que lo sería desde antes", comentó el zaguero de los Reds, Virgil van Dijk. "No creo que ni siquiera los grandes equipos consigan triunfos cómodos. Me parece que tenemos bien merecidos los tres puntos".

Liverpool empezó la temporada con una goleada de 4-0 sobre el West Ham y representa una potencial amenaza para el favorito al título, Manchester City, el campeón defensor.

"No estoy interesado en enviar un mensaje al Manchester City o a nadie más", recalcó sin embargo el técnico Jurgen Klopp. "Quiero ganar los partidos, y eso fue lo que hicimos esta noche".

Liverpool aún no concede un gol y lleva constante peligro al arco contrario con su tridente en la delantera, Salah - el máximo anotador de la campaña pasada en la Liga Premier - Mané y Roberto Firmino. Mané ya tiene tres anotaciones esta temporada.

Lo más cerca que estuvo el Palace de anotar fue cuando Andros Townsend mandó un disparo de larga distancia que se estrelló con el larguero en la primera mitad.

Liverpool y City son dos de los seis equipos con el máximo de seis puntos.